No sabía si escribir algo de esta película, pues tengo claro que la mayoría probablemente vaya a verla sin importar lo que digan los críticos. Sin embargo, habiendo visto la cantidad de “hits” que obtuve con BLACK PANTHER, entonces definitivamente tenía que escribir algo de ésta 🙂

Habiendo dicho eso, no sé cómo abordar el asunto de los “spoilers”, en especial considerando toda la anticipación que ha generado este filme. De manera que, la versión corta (para quienes no quieren oír nada antes de ir a verlo) es: muy buena película, mejor que ULTRON pero no tan buena como la primera, tampoco alcanza a GUARDIANES 2, ni a BLACK PANTHER.

Ahí está… ahora continuemos con la crítica extendida. Vale destacar que no voy a decir si alguien vive o muere, ni soltar aspectos masivos de la trama, pero algunas cosas que señalo abajo pueden aguarle la sorpresa a los más versados, por lo que sugiero seguir con precaución.

¿De qué se trata INFINITY WAR? Thanos (Josh Brolin) finalmente ha decidido levantar su enorme trasero de la silla espacial y termina siendo tan peligroso como todo el mundo decía que era. Él quiere matar a exactamente la mitad de la población del universo porque… razones. Para ello, necesita el set completo de las Gemas del Infinito (i.e.: piedras especiales que han jugado roles menores o mayores en varias de las películas previas de Marvel) si quiere cumplir sus fines de la forma más eficiente posible. Las circunstancias de sus esfuerzos unen a los Vengadores, Guardianes de la Galaxia, los wakandianos y otros actores no afiliados como Spider-Man y Doctor Strange, en equipos variados en múltiples países, planetas y ¿galaxias? con el fin de retrasar o detener al villano. El filme arranca bien, tambalea a la mitad y luego concluye con un final de infarto (porque todavía nos hace falta una secuela antes de que a la mayoría del elenco se le acabe el contrato).

El filme calza entre los filmes “más serios” de Marvel, incluso si considero que esa caracterización, común entre fanáticos, es totalmente estúpida… digo, RAGNAROK era una comedia espacial, pero también era un filme que concluía que el legado del colonialismo es TAN TÓXICO que cualquiera que sea la civilización fundada sobre éste sólo puede ser redimida con su destrucción… Además, no hay que olvidar que INFINITY WAR narra la historia de un hombre morado que anda coleccionando piedras mágicas, mientras es obstaculizado por adolescentes en trajes de insecto, hechiceros y mapaches parlantes… es decir, la trama es en todo sentido ridícula, al punto de que hablar de “seriedad” no viene al caso…

Pero bueno… La cosa es que INFINITY WAR no tiene una tasa tan alta de chistes como ANT-MAN o GUARDIANES, probablemente porque no todos los personajes bromean como su principal modo de expresión. Además, el filme eleva las apuestas al máximo constituyéndose en una versión de EL MUNDO ESTÁ LOCO, LOCO, LOCO, pero con superhéroes y siguiendo una trama que es simultáneamente laberíntica y ominosa, pero al mismo tiempo superflua.

Verán, el secreto de una buena película de Marvel es que toda esa cuestión de la “continuidad” sólo es necesaria dependiendo de cuánto la ocupe el espectador. Si ustedes son tristes fanáticos como yo, dispuestos a profundizar en todos los detalles de la historia de los personajes, entonces el filme cumple bien con lo que buscan. Pero, si son personas psicológicamente saludables, con amigos, y que no pierden tiempo dando seguimiento a donde están todas las malditas piedritas, también pueden ir a ver la película y disfrutarla porque, las cosa es que eso NO es tan importante. Lo que importa en INFINITY WAR son los personajes, sus personalidades y la narrativa dramática.

Sorprendentemente, en el núcleo de esto último no están los superhéroes per se, sino que Thanos. Al fin hemos llegado a un filme de Marvel en el que el villano puede ser considerado como el personaje principal, cosa que no sólo es correcta dramáticamente, sino que apropiada temáticamente. Thanos ES el personaje principal de INFINITY WAR, él moviliza la narrativa, él es el que tiene un fin que lograr, un arco que cumplir, un origen que revelar (en parte porque es el único personaje del que no sabemos nada) y la mejor y más interesante caracterización. Confieso que es realmente fascinante ver cómo este grande y burdo extraterrestre pisoteando todo con su armadura dorada y su ridículo guante cubierto de joyas termina siendo presentado a la audiencia como un sociopata callado y contemplativo. Es una decisión artística interesante, así como una de las mejores interpretaciones de Brolin.

Narrativamente, el filme también presenta a Thanos como el mejor tipo de villanos: aquel que está absolutamente seguro de que es el “héroe”. Sin duda, el tipo está loco (y, a diferencia de Loki o Killmonger, uno realmente no siente simpatía por sus fines), pero él labora desde una “lógica” que da sentido al horrible acto que está tratando de lograr. En cierto modo, uno puede observar a este villano como una caricatura absurda del arquetipo del héroe sombrío y seguro de sus actos (tan común en filmes y juegos de vídeo de nuestros días)… me refiero a esas figuras estoicas, paternalistas y serias que se encuentran tan abrumadas por el peso psicológico de lo que “debe hacerse”, que sólo ellos se perciben capaces de “acarrear las consecuencias” en representación del mundo.

Con eso dicho, INFINITY WAR no es un filme perfecto. Para empezar, la decisión correcta de no detener los filmes previos para descargar exposición estúpida sobre las piedras mágicas implica que este filme debe hacer todo lo contrario. El filme se pasa tratando de hacer que nos importe el contexto narrativo de esas cosas cuando, en realidad, son sólo un “Macguffin” cuyo significado es irrelevante para la audiencia.

Avengers_Infinity_War_poster.jpg
Créditos de fotografía: Walt Disney Studios Motion Pictures

Además, me parece que el filme abusa notablemente de la narrativa sobre los costos emocionales de impedir que Thanos cumpla con sus objetivos. En serio, el mismo tono emocional se repite cuatro o cinco veces en el filme, cada vez con retornos decrecientes. En algunos casos, la jugada funciona porque también engloba dilemas morales en proporción con nuestro disfrute de algunos de los personajes, pero hay casos en que los involucrados no son los más relevantes o las instancias son puras cursilerías.

A pesar de esto, recomiendo ver el filme. INFINITY WAR es el mejor ejemplo del “blockbuster” contemporáneo. Un filme absurdamente refinado y pulido al punto de que es difícil reaccionar de otra forma que no sea admiración total por el espectáculo tan sólido que desarrolla. Para ser el cierre de una década de historias que han cambiado el panorama del “peliculón del verano gringo”, lo cierto es que pareciera que a este universo narrativo se le puede sacar otra década más…

7/10 – BUENA

DIRECTORES: Anthony Russo y Joe Russo. GUION: Christopher Markus y Stephen McFeely. FOTOGRAFÍA. Trent Opaloch. ELENCO: Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Chris Evans, Scarlett Johanson (y otro montón de gente…). DURACIÓN: 149 minutos.